Logotipo
Imagen
Riga programa y produce por encargo de la Fundación Cajamurcia
Fotografía
El Mesías de Haendel - Un clásico que regresa por esta época del año - Murcia. Catedral

Música

El Mesías de Haendel

Un clásico que regresa por esta época del año

Navidad con Cajamurcia

Murcia. Catedral

Una de las grandes obras de la historia de la música universal, el oratorio El Mesías, se podrá escuchar con motivo del inicio de la Navidad.


La Coral Discantus, dirigida por Ángel Luis Carrillo y la Orquesta Sinfónica Ciudad de Elche, bajo la batuta de Leonardo Martínez interpretará una selección de El Mesías de Georg Friedrich Haendel (1685-1759).

Enfrentarse al oratorio El Mesías es un privilegio tanto para el entendido público murciano como para los intérpretes, ya que se trata de una de las grandes obras de la historia de la música universal, predestinada a ser "una de las mayores obras nunca interpretadas" según se publicó en la prensa local de Dublín en 1742 unos días antes de su estreno. A tal punto llego la expectación del estreno de esta obra, que se solicitó mediante anuncios públicos que las señoras no acudieran con amplios vestidos y que los caballeros asistieran sin espada, para dar cabida a setecientas cincuenta personas en un local destinado solamente a seiscientas. En la vida personal de Georg Friedrich Haendel, este Mesías siempre estuvo rodeado de un halo providencial, ya que cumplió la doble función de volver a encumbrar a Haendel en lo más alto del panorama musical londinense justo tras recuperarse de una grave hemiplejía cerebral, pero también le ayudó en el momento más delicado de su economía, ya que se encontraba en un precario estado debido a la escasa acogida de sus dos últimas óperas, no por la calidad de las mismas, sino porque el público inglés comenzaba a mostrar un claro hastío frente a los argumentos ligeros de las óperas italianizantes y a los excesos vocales de unos personajes de dudosa moralidad.

Haendel, además de hábil empresario teatral y excelso compositor instrumental, desarrolló una intensa producción operística, de la cual volcó todo su saber y toda su experiencia escénica en cada número de El Mesías, conviertiendo este oratorio en una obra inigualable por su belleza estética y sus diseños melódicos, pero también por la clara visión didáctica y emotiva que vertió en la composición de cada fragmento, siguiendo una corriente descriptiva y plástica común en el barroco: conmover al pueblo por medio de las manifestaciones artísticas, ya que de igual forma que nuestro gran Francisco Salzillo intentaba aleccionar al público de forma plástica con sus grupos escultóricos de Pasión, El Mesías está repleto de recursos escénico-musicales para intentar difundir de la mejor manera las Sagradas Escrituras al pueblo inglés del siglo XVIII, transmitiendo un profundo sentimiento de religiosidad y sobriedad mediante claras téncias compositivas empleadas para destacar en el oyente el sentimiento de la bondad de Jesús, la maldad del pueblo judío, la alegría por el nacimiento de Cristo, la esperanza ascendente por la prometida Resurrección, la exhuberancia del Reino de los Cielos en contraposición de la humildad de la vida terrenal... y un largo etcétera de sentimientos y sensaciones que seguro el público descubrirá por sí mismo. De esta forma, la selección de El Mesías que escucharán hoy es un compendio magistral de formas compositivas y recursos estilísticos sin igual, todo ello enmarcado por una divina inspiración musical que rodeó al autor en todos los procesos de creación de este oratorio, ya que el propio Haendel expresó al acabar esta obra: "creo que he visto al mismo Dios".

  • Compartir en:
  • Icono facebook


subir